¿Qué es el OEE?

El OEE (Overall Equipment Effectiveness) es un indicador clave para medir la eficiencia de una máquina. El OEE permite conocer la productividad y la eficiencia de los procesos productivos de la planta. De la misma manera, permite conocer aquellos aspectos que no están favoreciendo a la productividad. Entre esos se identifican los paros, las averías, los problemas de calidad, etc.

El análisis del OEE permitirá conocer en qué puntos se encuentran los procesos productivos, en términos de eficiencia y productividad, y trabajar para mejorarlos y conseguir los mejores resultados. 

Análisis OEE

¿Cómo calcular el OEE?

El análisis del OEE se calcula en base a tres conceptos: disponibilidad, rendimiento y calidad. 

  • Disponibilidad: se obtiene dividiendo el tiempo de operación entre el tiempo planificado de producción
  • Rendimiento: se conoce como la división entre lo fabricado en tiempo de operación, ya sea bueno o malo, entre lo que se habría fabricado en un tiempo de producción ideal. 
  • Calidad: es el número de piezas buenas con relación al total de piezas producidas. 

Para realizar el cálculo OEE de la producción se aplican las tres variables a la siguiente fórmula:

OEE = Disponibilidad x Rendimiento x Calidad

Para el análisis del OEE se expresan todos los conceptos en porcentaje (%), obteniendo un resultado que se situará entre el 0% y el 100%, siendo este último el resultado óptimo. 

En la actualidad, muchas empresas ubican su OEE por debajo del 70%, teniendo así un gran margen de mejora para su productividad y eficiencia. 

No tener en consideración el OEE de tu planta puede generar una gran pérdida de rentabilidad y de eficacia. En cambio, realizar el análisis del OEE puede asegurarte una mejora en tu productividad y un aumento de la calidad de los resultados. 

Análisis OEE

¿Qué es el OEE en una empresa?

Para mejorar los sistemas OEE de tu planta de producción se deben mirar de optimizar indicadores de OEE que afectan a su resultado. 

  • Reducir el tiempo de inactividad no previsto: detectando los errores sucedidos se puede contar con un plan de mantenimiento que ayude a ajustar los tiempos y reducir la aparición de las paradas y averías que ralentizan los tiempos de producción. Este aspecto repercutirá en la mejora de la disponibilidad. 
  • Mejorar la velocidad de producción: obteniendo información en tiempo real y con un buen sistema de planificación que conecte diferentes departamentos, todos los operarios podrán conocer la información necesaria y podrán prevenir paradas inesperadas. De esta manera, se optimizará el rendimiento de la planta. 
  • Reducir productos “malos”: gracias al análisis del OEE se puede mejorar la calidad de los productos producidos, identificando los puntos más críticos para la producción y, por lo tanto, incidiendo en su buen funcionamiento. Así, se optará a mejores resultados y se mejorará la calidad de los resultados. 

Además, con la implantación de un sistema MES se podrá realizar un completo análisis del OEE para conocer los puntos que están afectando a la productividad, tanto positiva como negativamente, e incidir en ellos para obtener los mejores resultados.