Noticias

La Industria 4.0 democratiza el ‘just in time’

La revista de la agrupación empresarial Secartys, en su publicación nº 30, mostró a Geprom como ejemplo de democratización de la industria 4.0 dentro del artículo “Controlar la producción en tiempo real para tomar las mejores decisiones”. A continuación, tenemos el placer de mostrar el artículo completo:


Controlar la producción en tiempo real para tomar las mejores decisiones

La Industria 4.0 democratiza el ‘just in time’

El ‘just in time’ (justo a tiempo) no es un concepto nuevo. Desde hace mucho tiempo forma parte de nuestro día a día. Nos ha ayudado a reducir inventarios y liberar recursos financieros, con este resultado: minimizar costes de producción y, en líneas generales, objetivar la ‘reducción del desperdicio’. Se trata de procesos que involucran la generación de un gran volumen de datos, que sólo algunas soluciones de transformación digital pueden gestionar.

Hace 40 años el ‘just in time’ (justo a tiempo) imponía su ‘dictadura’ en el entorno empresarial de las grandes organizaciones y ahora la revolución de la Industria 4.0 está democratizando aquel método. No es muy adecuado hablar en estos términos, pero es así.

Si damos un salto de vuelta al presente nos damos cuenta de que en plena 4ª Revolución Industrial, hablar de ‘just in time’ e Industria 4.0 supone asumir la libertad de movilizarnos en la era de la verdadera transformación digital. Y es que la transformación digital llega a la industria generando cambios en los procesos de producción y compromisos en la dirección de las empresas. Nuevos automatismos y sensores nos permiten obtener en poco tiempo mayor información oportuna de las diferentes fases de la producción en nuestras fábricas.

Estos datos necesitan ser procesados y validados por eficientes sistemas de monitorización capaces de mantener todos los sistemas en línea, sin generar retrasos en la entrega de información.

Los poderosos sistemas MES (‘Manufacturing Execution Systems’) aportan soluciones capaces de gestionar millones de registros al día, y representar la información de forma fácil e intuitiva a los responsables de la toma de decisiones.

Estos sistemas pueden monitorizar máquinas, bases de datos, programas de terceros y hasta personas, y deben estar preparados para generar entornos ‘Big Data’, que ofrezcan las capacidades de modelos predictivos tanto de mantenimiento como de producción.

Por lo tanto, debemos incorporarlos a redes de nueva generación que soporten una conectividad con las capacidades y velocidades que exigen las nuevas de- mandas de la transformación digital, con servicios en la nube, que no sólo nos permitan acceder a los sistemas en cualquier momento y lugar, sino que además nos otorguen tiempos de respuesta inmediatos.

La analítica de grandes cantidades de datos para extraer y dar valor a la información, cuyo máximo exponente son la inteligencia artificial y la analítica cognitiva, junto a la producción automatizada y robotizada, se convierten en los responsables de los resultados de la fabricación bajo demanda y autónoma.

Los sistemas de monitorización gestionan la trazabilidad, la eficiencia, la calidad, los tiempos de cada ciclo, la eficiencia energética, el mantenimiento y hasta las reuniones diarias, enfocadas en un entorno totalmente digital y con capacidad de conexión remota para una mayor transferencia de información.

Aunque quizás una de las tecnologías mas demandadas, es las que incorpora un potente módulo de ‘Business Intelligence’, donde la experiencia del usuario sea la de poder analizar el estado de una instalación sin perder de vista el entorno donde se encuentra. Es lo que llamamos visión 360°, que supone añadir a las capacidades de análisis la opción del autoservicio, en el que el usuario es capaz de crear cuadros de mandos, de acuerdo con sus necesidades, que luego puede compartir fácilmente con su equipo de trabajo (todo ello, además, sin conocimiento previo de programación).

La magia de estos sistemas depende en gran parte de los equipos de integración y consultores, que son capaces de validar y garantizar que la información representada es un dato real.

En este entorno, el ‘just in time’ nos recuerda que su naturaleza original esta directamente relacionada con la eficiencia de la producción.

Para poder leer la revista completa, haga clic aquí: https://issuu.com/secartys/docs/sn30_baja_26.07

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar