Con la transformación digital, las empresas industriales, buscan mejorar su proceso en la toma de decisiones. Con la creciente demanda, cada vez es más importante iniciar el camino hacia la industria 4.0. Los negocios tienen la necesidad de crecer e incrementar su productividad y, en definitiva, ser más competitivos.

Contar con herramientas que te faciliten la toma de decisiones, ayuda a los negocios a elegir el camino correcto sin la necesidad de recurrir al viejo sistema de prueba y error, ahorrando costes y siendo más eficientes.

Los estándares industriales indican qué tipología de sistemas y capas tecnológicas implementar con este propósito. Encontramos en distintas capas, sistemas que permiten optimizar la gestión de la empresa, de la fábrica y de los procesos industriales.

Cada uno de ellos cuenta con su propósito y ejerce unas funciones distintas pero que son completamente integrables entre ellas.

Sistemas ERP

La función de ERP es registrar el proceso completo de una empresa, del cual solo una parte es el proceso de producción.

Está diseñado para trabajar con transacciones. Son sistemas modulares que permiten centralizar en una sola plataforma, información relacionada con la contabilidad, la facturación, los recursos humanos, compras, etc.

El ERP nos permite tener una visión global del negocio y ayuda a la mejora de la gestión empresarial. Gracias a los ERP, es más fácil tomar decisiones que influyan directamente a la gestión del negocio.

Sin embargo, en el proceso de producción, a menudo se intercambia una enorme cantidad de información en tiempo real que debe monitorizarse, procesarse y analizarse para lograr una fabricación óptima. Si bien nos proporciona información relacionada con los plazos de entrega, cantidad de unidades fabricadas, costes de producir una determinada referencia o la disponibilidad de activos, requerimos de otro sistema si queremos controlar de forma óptima, la planta de producción. Es aquí donde los sistemas de fábrica como las plataformas SCADA y MES dan solución a estos requerimientos.

Sistemas SCADA

Un SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition – Control de supervisión y Adquisición de Datos) es un sistema enfocado en monitorizar y controlar la producción, comunicándose con los PLCs en tiempo real.

Con el SCADA podemos adquirir información en tiempo real del OEE, cantidad de producto, velocidad promedio de producción, averías etc. No obstante, las plataformas SCADA no nos permiten rastrear la transformación detallada de materias primas a productos terminados a través de la compleja serie de operaciones y pasos, tales como ordenes de fabricación, secuenciación de la producción, planificación, etc…

Sistemas MES

El SCADA está diseñado para controlar la producción en tiempo real , el ERP está pensado para la gestión de los procesos de negocio de la empresa y el MES tiene la función de rastrear y recopilar información sobre cada producto (semiproducto) a través de todas las etapas del proceso de producción.

Es un software capaz de operar con Big Data recibido en tiempo real (PLC, SCADA), al mismo tiempo que intercambia información con el mundo transaccional (ERP, SCM, CRM).

El propósito de MES es analizar y extraer información importante de esta gran cantidad de datos y reenviarla al ERP.  Además, esta solución de software puede convertir las órdenes de trabajo recibidas de ERP en una secuencia de producción y es capaz de enviar esta secuencia a la planta (PLC, SCADA).

Es importante establecer una correlación adecuada entre los datos del proceso y la calidad del producto y proporcionar y recopilar información en diferentes formatos desde varios sistemas.

En definitiva, nos otorga la capacidad de ver en tiempo real el estado de los procesos de producción para así poder evitar posibles incidencias, paros inesperados, mejorar la calidad de los productos detectando los posibles fallos, garantizar una trazabilidad del producto, planificar la fabricación, eliminar papel en fabrica y generar una mejora continua de los procesos. Es la manera más eficaz que tiene una fábrica para saber de forma fiable, todo lo que sucede durante el proceso de fabricación de un producto y/o servicio.

Casos de éxito relacionados