Talento 4.0

En la actualidad todavía de sigue asociando el sector industrial a un sector bastante tradicional, pero la transformación digital y la Industria 4.0 son una realidad en nuestro tejido industrial gracias a la adopción delas tecnologías habilitadoras como la la robotización de procesos, la integración de sistemas, el big data y la IA, la realidad aumentada, entre otras. El talento de las empresas y su cultura también se están transformando y adaptando a este nuevo paradigma.

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos a diario es la dificultad evidente para atraer talento cualificado. Es por ello que las empresas deben tomar consciencia que, ahora más que nunca, deben ponerse al día en materia de Gestión de Talento 4.0. Debemos analizar cuáles son los factores que motivan y atraen a los perfiles IT e industriales, y debemos ser capaces de unir el mundo de planta OT  con el más tecnológico ( IT).

La Cultura 4.0 lleva implícita la promesa de una revolución que combinará una nueva mentalidad organizativa con la utilización masiva, pero responsable, de tecnología.  Si queremos que nuestros empleados lideren esta transformación digital tan necesaria debemos, en primer lugar, facilitarles los recursos y herramientas para poder hacerlo. Debemos ser capaces de reducir las tareas que no aportan valor, automatizando los procesos internos y proporcionarles la formación necesaria para que sean capaces de cumplir los objetivos corporativos, a la vez que se desarrollan y crecen a nivel profesional. Sin duda la industria 4.0 es más un reto cultural que tecnológico, el éxito depende de todas las áreas de la compañía, desde los órganos directivos hasta los departamentos de fábrica.

La formación continua prepara a nuestros empleados para los retos que están por venir y debemos enfocar la capacitación de nuestros equipos tanto en la mejora de sus habilidades y conocimientos técnicos como en el desarrollo de soft skills. Las organizaciones 4.0 deben apostar siempre por profesionales con diferentes visiones del negocio, perfiles que aporten creatividad, innovación y buenas prácticas, que tengan la capacidad de adaptarse de manera eficiente a las cambiantes necesidades del mercado y que estén abiertos al intercambio cultural que permite los entornos virtuales.

Debemos ser capaces de generar un entorno dinámico y un ambiente de trabajo que permita el desarrollo de iniciativas innovadoras y nuevas propuestas de mejora.

Desde Geprom apostamos por este tipo de iniciativas, ya que nuestro personal es nuestro principal motor de crecimiento, y si ellos crecen nosotros crecemos con ellos. Éste es el camino que queremos construir y que estamos construyendo día a día.

Casos de éxito relacionados