¿Qué es la captura de datos en planta?

La captura de datos en planta se basa en la recolección de datos de los procesos productivos para transformarlos en información contextualizada fiable.

La acción de capturar datos motiva a la digitalización de la producción de manera que la obtención de los datos se realice de manera automática garantizado su disponibilidad e integridad.

A la vez, la captura de datos en planta permite automatizar el control de la producción. Es decir, este hardware se conecta a las diferentes máquinas de la planta de producción para extraer su información. Ofreciendo así una gran trazabilidad a la hora de conocer los datos de cada proceso productivo.

El proceso de capturar datos permite identificar como progresa el estado de la producción y realizar un control sobre la trazabilidad total del producto, conociendo información relativa cómo, qué, cuando y quien de manera mucho más precisa.

Ventajas de la captura de datos en planta

 

Información en tiempo real
A través de la captura de datos en planta se obtiene información de cada proceso productivo de manera inmediata. La información es recogida, ordenada y clasificada en tiempo real, de manera que tanto los directivos como los operarios pueden conocer el estado del proceso de producción de manera inmediata.
Aumento de la eficiencia
La captura de datos en planta permite también aumentar la eficiencia ya que los operarios tendrán acceso a los datos recogidos. Podrán conocer cuantas unidades han realizado, cuál es el tiempo real para la fabricación de una unidad, cuanto tiempo paran, etc. De esta manera, podrán ser conscientes del OEE y tomar decisiones mucho más adecuadas, mejorando su eficiencia para conseguir alcanzar los objetivos marcados.
Datos más reales y fiables
La captura de datos en planta proporciona unos datos totalmente fiables y reales. Estos datos no están sujetos a percepciones subjetivas de una persona ni a posibles suposiciones.
Por lo tanto, de esta manera se evita el posible error humano y se obtiene una trazabilidad mayo a la hora de recoger los datos en tiempo real.
Ahorro de tiempo
El tiempo invertido en capturar datos, contextualizarlos e interpretarlos de manera manual es un proceso que puede llegar a ser lento, complejo y tedioso. Al automatizar este proceso se obtiene una mejora cuantitativa en el tiempo dedicado y permite enfocarse en el análisis e interpretación de la información para la toma de decisiones.
Además, la captura de datos en planta resulta uno de los principales beneficios de un sistema MES
En conclusión, la captura de datos en planta es una práctica que, mediante herramientas digitales, permite aumentar la eficiencia de la planta ofreciendo datos fiables en tiempo real.