Inteligencia Artificial, Machine Learning & Deep Learning

Un paso más allá en la industria 4.0

La Inteligencia Artificial y las tecnologías de Machine Learning y Deep Learning se han convertido en una parte fundamental de la Smart Factory debido a sus ventajas en la automatización y optimización de los procesos y tareas, incremento de la productividad y una mejora notable de la eficiencia.

La Inteligencia Artificial se aplica a las actividades y datos que se generan en la fábrica mediante logaritmos que permiten un aprendizaje automático y fiable que se introduce en los sistemas MES/MOM y en las actividades de automatización y robotización de procesos, mejorándolos en todos los aspectos y funcionalidades.

El uso de la Inteligencia Artificial supone una evolución hacia sistemas de mantenimiento predictivo, Digital Twin y automatización optimizada de los procesos de logística, calidad y robótica.

Geprom cuenta con especialistas IT y de fábrica para aplicar la IA a los procesos de producción y de información de la fábrica. Dada la complejidad de estos proyectos, la propuesta de Geprom es empezar con un proyecto piloto para asegurar que la tecnología propuesta cubre las expectativas y el potencial esperado.

Aplicaciones

Digital Twin

Mantenimiento Predictivo

Advanced Factories 2022

Seguridad Laboral

  • Detección uso correcto de EPIs
  • Control de acceso industrial
  • Checkin automático en accesos
  • Sistema de acceso automatizado

Gestión y automatización de las operaciones

  • Ajustar de manera más eficiente los programas y sistemas de producción mediante la anticipación y previsión de la demanda a través del aprendizaje automático.
  • Sistemas de visión para identificar defectos y mejorar la calidad de los productos.
  • Optimizar rutas logísticas (inventarios, materiales, stocks)  y de AGVs
  • Ajuste automático de las máquinas y robots en base al aprendizaje continuo.

Beneficios

Mejorar la flexibilidad y la productividad de las operaciones.

Mayor personalización de los productos y servicios.

Automatizar y mejorar los procesos de calidad y de producción.

Reducir los errores al realizar tareas y imputaciones manuales.

Potenciar los sistemas MOM de gestión de la fábrica en tiempo real.

Incrementar la seguridad en los puestos de trabajo.

Clientes