En el mundo de la industria, donde existen muchos sectores con alta competencia, las fábricas no se pueden permitir demorar los procesos productivos debido a una incidencia. En caso de incidencia, la empresa debe corregir el error en el menor tiempo posible.

Para poder reaccionar de la forma más rápida, ya no basta con ser eficaces, sino que hay que ser capaces de anticiparse a cualquier posible avería, o fallo en la producción. Esto se consigue debido a la optimización, la reparación y mantenimiento de equipos y minimizando los tiempos de inactividad.

La monitorización industrial nos permite saber en tiempo real el estado de cada uno de nuestros sistemas. De ese modo, resulta más fácil conocer las actuaciones que requiere cada uno de los componentes de las factorías.

Esto, además de traducirse en mayor control de planta, nos permite ahorrar costes generados por improductividades y paros prolongados de la producción.

Equipo de monitorización para la industria

 

Es en este punto, donde debemos hablar del IoT y la importancia que cobra en cuanto al mantenimiento predictivo. El IoT o “Internet of Things” es un conjunto de tecnologías, aplicaciones y procesos, que pueden administrar información a gran escala. Esto nos permite operar con máquinas, robots y ordenadores para mejorar la productividad de la fábrica.

Podemos llegar a concentrar y almacenar en servidores los datos extraídos directamente de la maquinaria y se analizan para ver cuál es su estado y el del proceso productivo en general.

Todo ello nos permite optimizar los distintos puntos de fuga de la productividad de la planta, gracias a un análisis de los datos que obtenemos y que nos muestran lo que ocurre en las líneas de producción.

La implantación de un sistema monitorización, nos permite recoger toda esta información en tiempo real para poder conocer el rendimiento de cada máquina, proceso y planta. Además de disponer de un panel o paneles desde los que controlar y supervisar el funcionamiento y realizar rutinas de automatización industrial y mantenimientos predictivos.

Gracias al SCADA implementado, no solo seremos conocedores del estado de la producción, sino que nos permitirá intervenir en tiempo real sobre las operaciones para corregir, detener o reanudar cualquier acción que lo requiera, mediante una interfaz gráfica muy intuitiva para el operador.

Monitorización industrial IOT

 

La monitorización industrial IoT, nos da muchas ventajas que nos ayudan a tener una producción fiable y constante. Además de almacenar gran cantidad de información, nos permite obtener un aprendizaje automático también conocido como machine Learning. Los equipos, por ejemplo, son capaces detectar una vibración en una de las máquinas para ver como esta le afecta y poder prever posibles roturas o grietas en la propia máquina. Todo esto se puede aplicar a toda la planta e incluso a máquinas de difícil acceso, como podríamos encontrar en empresas petrolíferas.

Gracias al IoT, podemos garantizar un mantenimiento efectivo y optimo donde todos los parámetros de condición de la maquina son observados para detectar cambios que puedan ocasionar problemas. Esto nos permite anticiparnos a posibles averías y tomar decisiones de forma rápida y eficiente.

Es muy utilizado en el sector de la automoción, donde podemos analizar el estado de los coches y cada una de sus piezas conociendo parámetros como la temperatura del motor y otros factores de vital importancia que puedan ayudar a mejorar tanto el proceso productivo como los resultados que se obtienen.

En definitiva, la implantación de un sistema de monitorización en su fábrica, da como resultado, una fábrica inteligente que incrementa la producción industrial y reduce los tiempos de paros e inactividad, multiplicando la eficiencia operativa y el rendimiento de la planta.

Casos de éxito relacionados