MES y el ahorro de costes a través de la gestión digital y automatizada de recetas

Todo proceso de producción, por muy sencillo o complejo que sea, está obligado a tener una serie de elementos necesarios: ingredientes, equipos, herramientas, maquinaria, robots y por supuesto personas. Incluso en un proceso totalmente automatizado, estos elementos son esenciales y están siempre presentes en cualquier línea de producción.  

Uno de los elementos importantes del proceso de producción es la «receta» para la producción o el funcionamiento del equipo o del proceso completo. En una receta se pueden definir los diferentes ingredientes que deben utilizarse, lo que debe producirse, cómo debe producirse y qué tratamientos y operaciones se requieren. Las recetas se apoyan en instrucciones que guían al operario a través de la receta paso a paso para llegar a un producto terminado. 

Sectores industriales como el sector de alimentación y bebidas, farmacéutico, químico, entre otras industrias exigen una gestión digital y automatizada de recetas que permita optimizar la productividad y eficiencia de la planta, cumplir con la seguridad y las normativas y garantizar la calidad y la trazabilidad de las operaciones. Todo ello cumpliendo los plazos de entrega y la satisfacción del cliente. 

Gestión de las recetas a través del módulo del MES 

Tener una receta es una parte, pero gestionar varias y diferentes recetas dentro de su proceso de producción es un proceso totalmente diferente. El sistema MES Objective puede desempeñar un papel clave en este sentido. Objective cuenta con funcionalidades de «gestión de recetas», que dirigen las complejas relaciones y procesos relacionados con las recetas de producción: Almacena las recetas, posibilita la modificación de estas, genera los datos necesarios para el registro de la producción e incluso ofrece la posibilidad de iniciar tareas y procesos. 

Dentro de la gestión de recetas, los clientes pueden establecer las recetas completamente por sí mismos utilizando el configurador de objetivos, y también se puede crear toda la estructura de recetas. Pero también es posible trabajar desde un sistema ERP mediante una interfaz. Objective se integra con la mayoría de ERPs de una forma rápida y simple. 

También es posible trabajar con plantillas para las recetas, ya que el método de producción es similar para algunos productos. En lugar de crear una nueva receta una y otra vez, se puede iniciar una plantilla que se puede ajustar. Uno de nuestros clientes, La Lorraine, produce varios tipos de pan, pero tiene recetas similares. Por ejemplo, para cada pan se necesita masa y hay que amasarla. Todos estos pasos similares pueden establecerse en una plantilla. Para una nueva producción se puede partir de la plantilla tal y como se ha establecido, y se puede desarrollar en una nueva receta. De este modo, no es necesario configurar los tratamientos para cada nuevo pan, lo que ahorra mucho tiempo. Una ventaja adicional de la plantilla es que los ajustes se pueden realizar directamente en ella, por lo que los futuros artículos reciben estos ajustes simultáneamente. 

No permitas que tus materias primeras e ingredientes se desperdicien 

La elección de los ingredientes también puede establecerse en una receta. De este modo, sus ingredientes se utilizan de forma óptima y se garantiza la calidad deseada. A continuación, os mostramos algunos ejemplos:   

  • Gestionar la caducidad: El primero en caducar es el primero en salir (FEFO) 

Esto significa que los productos que caducan primero salen primero. Al contrario que el principio de «primero en entrar, primero en salir», esto garantiza que se eviten desperdicios y que los productos se utilicen de forma óptima en el tiempo y caducidad suficientes para que puedan ser consumidos.  

Esta funcionalidad es especialmente beneficiosa en la industria alimentaria y de bebidas. En otras industrias, los productos que llegan primero suelen procesarse primero, y los productos que están listos primero se envían primero (primero en entrar, primero en salir). En la industria alimentaria esto no es tan fácil, ya que hay que tener en cuenta la fecha de caducidad de los productos. 

Esto se aplica tanto a los ingredientes que aún deben ser procesados como a los productos finales que se envían. En el primer nivel, los ingredientes que caducan primero se procesarán primero, para evitar el desperdicio. En el segundo nivel, se enviarán primero los productos finales con la fecha de caducidad más corta. Al fin y al cabo, no es evidente que un producto caduque primero porque se haya fabricado primero. A veces, un producto simplemente tiene una vida más larga que otro. El objetivo es elegir las existencias en función de la fecha de caducidad; de este modo, los productos se utilizarán de forma óptima y no se encontrará con productos caducados. 

A través del MES Objective se puede realizar una gestión digital integral aplicando el método FEFO y personalizándose en base a los criterios, necesidades y rediseños de cada proceso de producción y almacenaje.  

  • Gestionar la calidad: Ingredientes con calidad A, B o C 

Si se trabaja con ingredientes de calidad A, B o C para poner una etiqueta de calidad determinada, puede ocurrir que se haya quedado sin ingredientes de calidad C, por ejemplo, en su almacén. Si hay que enviar los pedidos, pero ya no se dispone de los ingredientes deseados nos podemos encontrar en una situación crítica. En Objective puede configurar que permita utilizar productos de calidad B cuando se le acabe la calidad C, o que utilice productos de calidad A cuando se le acabe la calidad B. 

También puede configurar que no se pueda utilizar ningún producto de una calidad diferente si se le acaban los productos de calidad A, y que la producción se detenga hasta que se entreguen nuevos productos de calidad A. De este modo, los productos acabados siempre podrán cumplir con las exigencias de calidad adecuadas. 

  • Gestionar la cantidad 

Si registra y gestiona las recetas en Objetive, puede asegurarse de que haya el menor número posible de excedentes y desperdicios. Supongamos que sólo se necesitan tres cuartos de un palé con un determinado ingrediente para su orden de producción. Con Objective se puede asegurar de que el cuarto de palé restante se devuelva al almacén, evitando que los ingredientes sobrantes que se lleven a la línea, por ejemplo, un palé entero en lugar de tres cuartos de palé, tengan que tirarse. Para el siguiente pedido, la cuarta parte restante de un palé puede recuperarse para su uso. Sin el software y la digitalización, el palé con los ingredientes restantes tendría que colocarse en algún lugar en la mayoría de los casos, con un gran riesgo de ser olvidado y perdiendo la trazabilidad y el stock.  

Menos errores, más consistencia y calidad garantizada 

En primer lugar, con el uso de la gestión de recetas hay muchas menos posibilidades de cometer errores, ya que se requiere menos configuraciones por pedido. Al fin y al cabo, las recetas ya están definidas a nivel de pedido. Además, la opción de la gestión de versiones también ahorra mucho tiempo (por ejemplo, plantillas, varias versiones de recetas, ajuste de recetas). Por último, la calidad también está garantizada. En las instrucciones que acompañan a las recetas, se definen exactamente las cantidades, los tratamientos específicos, etc. de cada producto por separado. Las instrucciones también pueden venir en forma de foto o de pregunta, que el operador tiene que confirmar. El operario debe respetarlas siempre con atención, lo que también garantiza menos errores, pero también una calidad garantizada para cada producto acabado. 

Optimización de la producción con MES (Manufacturing Execution System) 

La gestión de recetas es sólo un componente del sistema MES. Para hacer frente a los retos de la producción actual y aumentar la eficiencia, muchos fabricantes orientados al futuro ya han optado por un MES (Manufacturing Execution System). 

El MES es un sistema de información destinado a conectar, vigilar y comprobar los complejos procesos de producción y los flujos de datos, para mejorar el rendimiento de la producción y garantizar el éxito de todas las actividades de producción. Puede recoger los datos de salida directamente del sistema SCADA o PLC e integrarlos completamente en el sistema ERP y en el equipo informático, proporcionando una imagen completa de la planta de producción en tiempo real. 

Objective MES es un moderno sistema MES desarrollado para ayudar a los fabricantes a gestionar los operarios y las máquinas de forma óptima y analizar el rendimiento y la calidad en tiempo real. La implantación de Objective MES hace posible lo siguiente: 

  • La gestión eficiente de la alta complejidad en la producción y la logística, y la fácil gestión de la producción con alta variabilidad y la producción de bajos volúmenes. 
  • Eliminación de los flujos de datos separados generados por sistemas ad hoc sin soporte conjunto, o varios sistemas no integrados entre sí. 
  • Garantizar la transparencia y la trazabilidad mediante una documentación fácilmente recuperable, haciendo que los problemas de cumplimiento sean cosa del pasado. 
  • Integración de datos con máquinas y sistemas para anticipar información en tiempo real y actualizaciones sobre posibles retrasos. 
  • Estandarización de procesos cruciales para evitar problemas con sistemas obsoletos que ya no se mantienen y con gestores de sistemas ausentes. 
  • Seguir e identificar las causas subyacentes de los problemas de calidad para poder resolverlos rápidamente, reduciendo los costes de las cosas que no se aplican correctamente la primera vez. 
  • Evitar la confusión mediante el etiquetado de las líneas de producción con especificaciones de línea únicas. 

Al implantar el software MES de Objective, los fabricantes pueden superar las numerosas interrupciones de la producción que les obstaculizan y asegurarse de que siempre suministran el producto correcto en el momento adecuado y en el lugar adecuado.